Thai Style: auténtico, de calidad y a buen precio…se puede pedir más?

Thai Style: auténtico, de calidad y a buen precio…se puede pedir más?
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
8.8
Unos de los...
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
0.0
Summary rating from 0 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".

Unos de los sabores a los que más me ha costado acostumbrarme es a los “perfumados”: cilantro, lemon grass, hoja de lima y gengibre. Por eso jamás hubiera imaginado que con el paso de los años llegaría a convertirme en una fanática del curry tailandés, como lo soy a día de hoy. Probando de aquí y de allá, al final el paladar se acostumbra a los nuevos sabores y los incluye en su registro, abriédonos las puertas a cocinas cuyo uso de especias, hierbas y condimentos son totalmente diferentes a los que estamos acostumbrados. Supongo que eso es lo bonito de evolucionar.

Cuando hace años en Palma sólo estaba abierto el “Mao Thai” de Marivent y el restaurante tailandés de la cuesta del Castillo de Bellver, yo y mi madre aprovechábamos mis idas y venidas a Barcelona por temas médicos (nada grave) para darnos un festín en el conocido Thai Gardens. Aquel restaurante era nuestra Meca y todo era una excusa para acabar allí disfrutando de una comida diferente y de altísima calidad que no se encontraba fácilmente en Palma. Sin embargo, con el tiempo aquí comenzaron a abrir buenos restaurantes como el ya cerrado “Sambal”, a la par que la calidad del Thai Garden iba bajando (supongo que por cambio de la dirección). Sin embargo, lo que nunca hubiera imaginado es que con el paso de los años y tan solo a dos calles de casa iban a abrir un tailandés pequeño y con una escueta carta, pero en el que me encontraría con el mejor curry que he comido nunca: el Thai Style.


El restaurante está ubicado en la calle Menorca y aunque está cerquísima del Paseo Mallorca, es fácil no ubicarlo ya que se encuentra en una calle poco concurrida. A mediodía tienen el plato del día con una bebida a 9,50 euros, lo que lo convierte en una excelente opción y lo ideal es ir por lo menos dos personas y pedir el Pad Thai y uno de los currys para compartir.


 

El local es pequeñito y está decorado de manera sencilla pero muy acertada, haciéndote sentir cómodo y relajado. Es un restaurante sin pretensiones, con tan sólo dos personas al frente del negocio, pero que con su buen hacer y humor, hacen que uno se enamore de su comida y del peculiar equipo que forman: un alemán relajado y tranquilo en sala y un tailandés enérgico y sonriente en los fogones.

“A día de hoy, en Mallorca somos unos afortunados en cuanto al panorama gastronómico tailandés se refiere. Y aunque parecerá un atrevimiento, creo firmemente que en la isla y más concretamente en Thai Style, se sirve uno de los mejores y más auténticos currys de España.”

Y con auténtico, no me refiero al curry que se sirve en la mayoría de restaurantes para extranjeros en Tailandia (que ellos hacen lo mismo que nosotros aquí con la paella en zona turística), sino al que se prepara en sus casas: hecho a fuego lento, para que todas las hierbas y condimentos desprendan sus aromas, que la leche de coco reduzca y salgan las características burbujas de aceite, que te susurran que ya está en su punto. Al final resultará que casi todas las cocinas del mundo tenemos algo en común: ese “chup chup” que es único y maravilloso aquí, en Italia o en Tailandia.

 

Clicad encima de las fotos si queréis agrandarlas y ver el nombre de cada plato…

Su carta no es muy extensa, sobretodo en lo que a entrantes se refiere (y tal vez lo que echo más de menos), sin embargo la calidad de sus currys hacen que valga la pena venir expresamente a por ellos.

Como entrante, el Satai de pollo con salsa de cacahuete es delicioso, y más que suficiente si luego vais a pedir un plato principal por persona. Nosotros a mediodía solemos compartir un curry y un Pad Thai, y así podemos picar un poco de todo. Y aunque en nuestras primeras visitas nos pedíamos siempre el curry rojo con piña y manzana, ahora cada día apreciamos más los diferentes matices de cada uno de ellos. En cuanto al dulce, sólo ofrecen copas de helado de vainilla con nueces caramelizadas y miel, o con cerezas, que no vienen mal para refrescar el paladar, pero lo cierto es que se echa de menos un buen arroz glutinoso con mango, o algún postre típico.


Para nosotros este es sin duda el restaurante “descubrimiento” del último año, y su gran relación calidad/cantidad/precio y su increíble oferta de mediodía, lo convierten en uno de los sitios que visitamos con más frecuencia.


A todos aquellos que os guste la comida tailandesa, os recomiendo que vayáis a probarlo en cuanto tengáis ocasión. Luego vosostros mismos ya decidiréis si queréis o no volver, o si preferís quedaros con vuestro tailandés de siempre, pero como mínimo este local se merece una visita.

Y a aquellos que no hayáis probado nunca este tipo de sabores, un mediodía por menos de diez euritos podréis adentraros en el diferente, pero adictivo mundo de los currys.

 

 

DIRECCIÓN:

Calle Menorca nº18, Palma
+871957253
Cenar/comer a la carta: menos de 20 euros (Plato del día y bebida a mediodía: 9.5 euros)

 

“Esto es tan sólo mi opinión, la de una comiliti más… Tal vez tú no estés de acuerdo con ella, o tu experiencia haya sido diferente a la mía y sin duda eso es lo más bonito del mundo de la restauración, que cada uno tenemos nuestros gustos. Lo importante es respetarse”