Daruma: deliciosos rolls en el Centro

Daruma: deliciosos rolls en el Centro
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
8.6
He tenido  la...
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
0.0
Summary rating from 0 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".

He tenido  la suerte de poder conocer y disfrutar de la comida japonesa desde mucho antes del boom del sushi en la isla, ya que en casa siempre  nos han gustado los sabores diferentes. Esto es una ventaja, ya que he crecido comiendo en el que aún a día de hoy sigue siendo uno de los mejores restaurantes japoneses de Mallorca y que se ha convertido en mi “bara de medir”. Así, hace un par de años cuando la comida japonesa se puso de moda, pensé que se abriría ante mí un mundo de posibilidades…sin embargo, cada vez que probaba un nuevo local lo comparaba con mi referente y ninguno estaba a la altura.

Y es que sean del estilo que sean (de tipo de sushi clásico o americanizado con rolls), es muy difícil encontrar buenos “nuevos” japoneses fuera de los grandes de siempre en Palma (Shogun, Hanaita y recientemente los menos clásicos Wasabi). Ahora todo son locales con una decoración muy chic pero con un sushi de calidad muy baja o restaurantes chinos que se unen a la moda añadiendo una selección de platos japoneses, que obviamente dejan mucho que desear. Por eso me entristece que la gente se “desvirgue”  en uno de estos sitios y crean que eso es el sushi: piezas donde el arroz no está en su punto, cortes de pescado de mala calidad,  rolls rellenos de fritos congelados y todo cubierto de salsas que ni siquiera consiguen enmascarar la mala calidad del producto.

“Y es que una cosa es que un japonés tenga una carta mayormente basada en makis o en rolls creando fusiones entre lo tradicional japonés y los gustos occidentales, y otra es que eso sea una excusa para enmascarar y servir productos de mala calidad. Por eso a todos los que queráis iniciaros en una comida japonesa más de occidente y atractiva a nuestros paladares, os aconsejo visitar Daruma y pobrar los buenos resultados de su fusión, sus productos de calidad y su servicio atento y cercano.”


Daruma está situado al final de la Costa de Sa pols, pegado a la calle San Miguel. Al estar tan céntrico y en zona peatonal la opción más rápida es aparcar en el aparcamiento del mercado del Olivar, sin embargo yo os recomiendo dejar el coche en el de las Ramblas justo delante de la clínica Rotger, para así además de disfrutar de una buena comida, hacer un precioso paseo: caminar por las ramblas entre los puestos de flores y luego subir por la costa de Sa Pols disfrutando del ambiente de ese rincón del casco antiguo.


 

Así, un día después de ir de compras por Palma y a una hora que todo estaba ya cerrado, entramos en un nuevo local  (Daruma) a comer sin ningún tipo de expectativa…y sin embargo resultó ser una grata sorpresa tanto en esa ocasión, como el resto de veces que hemos vuelto y quedado absolutamente satisfechos.

El local está decorado con un mobiliario de líneas sencillas, en blanco, rojo y negro,  y se divide en varios espacios abiertos, evocando un japón actual y moderno. Un detalle muy bonito es la explicación al comienzo de su carta del significado del nombre del local…..que no voy a desvelar aquí, para que lo averigüéis vosotros mismos.

La carta se divide en varios apartados: entrantes fríos y calientes, platos calientes, una gran variedad de rollos, y luego una selección más clásica se niguiris, hosomakis, sashimis y combinaciones de sushi. Además, tienen nuevas creaciones fuera de carta que van cambiando por temporadas, lo que hace que cada visita se convierta en una experiencia diferente.

Haced clic sobre el siguiente link para ver su carta: menú daruma

 


No vayáis esperando una japonés totalmente clásico y tradicional, sino un estilo más moderno y donde gran parte de su carta se basa en rolls elaborados con ingredientes de primera, creando deliciosas combinaciones que quedan entre Japón, América y la imaginación de su experto sushiman. Por todo esto es ideal para adentrarse en el mundo de la comida japonesa, porque podemos combinar platos calientes y comenzar a probar rolls hechos al momento, y acostumbrarse así sin darse cuenta al sabor del alga, al arroz ligeramente dulce y avinagrado y a la textura del pescado crudo.


 

Clicad encima de las fotos si queréis agrandarlas y ver el nombre de cada plato…por el efecto no se aprecian bien los colores, pero el pescado es de buenísima calidad ! Soy adicta al roll de mango fuera de carta, al de langostino tempura con aguacate y al silver roll.

 

Lo ideal, es abrir boca con uno de sus entrantes: cualquiera de sus gyozas, ceviche o tempura son una perfecta opción. Luego pedir varios de sus rolls o una combinación de sushi para probar un poquito de todo:  nuestros obligados son el “tempura roll” que lleva un langostino hecho al momento en tempura y que deja el arroz semitibio, el “silver roll” con un interior potente y sabroso de atún picante con cebollino recubierto de pez mantequilla y una salsa especial ahumada, y si es la temporada el “roll de mango” también es un obligado, sobretodo en verano. Veréis que estas piezas se funden en la boca  y son del tamaño perfecto (tanto a nivel de bocado, como a nivel de quedarse satisfecho al final de la comida). También tienen una sección de rollos tempurizados, que aunque para mí es excesivo porque creo que así el sushi pierde por completo su sentido, debo confesar que aquí los hacen muy bien y consiguen que el arroz no quede hecho una masa con en otro locales. Para terminar, si habéis comido bastante arroz entre sushi o rolls, os recomendamos uno de sus platos calientes como los “langostinos Teppanyaki” o los fideos “yaki-soba”, y si por el contrario habéis pedido sobretodo sashimis y hosomakis, probad su “Katsudon” o su arroz salteado “Gomuku Yakimeshi”.
Su relación calidad/cantidad/precio es prácticamente perfecta, saliendo entre 25 y 30 euros por persona, que teniendo en cuenta que las porciones tienen buen tamaño y que la materia prima es de calidad, es más que aceptable y se convierte así en el líder por precio entre los buenos de “siempre”.

Además, el servicio es totalmente personalizado, ya que uno puede pedir todos los cambios de ingredientes que quiera, dependiendo del gusto personal o alergias (cosa que no en todos los japoneses sucede). Siempre son atentos, serviciales y están abiertos a cualquier petición.

El haber descubierto este local justo cuando abrieron, y ver que ahora es casi imprescincible reservar si se quiere conseguir mesa, es el mejor síntoma de su buen hacer y el buen trato hacia los clientes. Si váis en hora punta, tened en cuenta que todo se elabora al momento y que eso significa que tendréis que esperar un poquito…ya que como en todo, lo bueno se hace esperar.

 

DIRECCIÓN:

Costa Pols nº4, 07003 Palma
+971 71 97 21
www.daruma-restaurante.com
Comer/cenar: entre 25-30 euros por persona y menú mediodía 14€
“Esto es tan sólo mi opinión, la de una comiliti más…tal vez tú no estés de acuerdo con ella, o tu experiencia haya sido diferente a la mía y sin duda eso es lo más bonito del mundo de la restauración, que cada uno tenemos nuestros gustos. Lo importante es respetarse”