Coque: joya en Humanes

Coque: joya en Humanes
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
9.2
España está...
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
0.0
Summary rating from 0 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".

España está repleta de joyas gastronómicas esperando a ser descubiertas y disfrutadas con cada uno de nuestros sentidos. Unas nos quedan más cerca, y por desgracia hay otras que nos quedan más lejos. En nuestro caso Coque está entre los segundos, pero desde aquí os recomiendo que vayáis a su encuentro.

Tal vez sea el hecho de no estar en pleno centro madrileño por lo que no se baraja entre las primeras opciones cuando uno está de paso por la capital: DiverXo, Santceloni,  La terraza del Casino, Dstage, Sergi Arola, el Club Allard y un largo etc se le adelantan en cuanto a popularidad, probablemente por cercanía. Sin embargo me alegra muchísimo que este año le hayan concedido la segunda estrella, para que así brille más si cabe sobre el mapa culinario de la comunidad de Madrid y “desperece” a aquellos que hasta ahora no se habían decidido a visitarlo. (Una penita, sin embargo, que la gente se mueva sólo por la ráfaga de las estrellas más que por el aroma a buena cocina)

En un viaje de cuatro pasos, Mario Sandoval nos presenta su cocina de la memoria a través de un recorrido por su bodega, su cocina y hornos, su salón y lounge. En cada uno de los diferentes ambientes se va disfrutando de las miniaturas, que de mini tan solo tienen su tamaño, a la vez que se nos permite conocer la esencia del local. Su salón principal me enamoró con sus tonos ocres, marrones y bronce, y esas texturas de terciopelo y cerámica tan bien escogidas, pero sobretodo me encantó ver la cocina y descubrir el aroma de sus hornos que arden contínuamente con maderas de diferentes árboles.

 

“España está repletas de joyas gastronómicas esperando a ser descubiertas y disfrutadas con cada uno de nuestros sentidos. Unas nos quedan más cerca, y por desgracia hay otras que nos quedan más lejos. En nuestro caso Coque está entre los segundos, pero desde aquí os recomiendo que vayáis a su encuentro. ”

 


Coque se encuentra a tan solo 20km del centro de Madrid, que es menos de media horita (y 7 euritos de ida y vuelta) en tren de cercanías hasta Humanes. A nosotros, se nos sumaba el viaje desde Mallorca, pero aún así bien mereció la visita. La sensación al llegar a la plaza de la localidad con sus vecinos haciendo el vermut relajadamente el sábado a mediodía, no nos hacía entrever que nada más cruzar por su puerta y bajar por el ascensor hasta su bodega nos sumergiríamos ipso facto en el mundo Sandoval.


 

Definitivamente no he visto ningún comedor que me haya gustado tanto como el de Coque, ya que han sabido llevar al diseño de su ambiente el estilo de su cocina: tradición, elegancia, texturas, innovación y sobretodo fuerza. Sin embargo, aunque su lounge es también impresionante con la gran chimenea y me pareció perfecto para acabar una cena, no lo vi demasiado apropiado para el mediodía y debo confesar que ese paso lo hubiera servido en el mismo salón.

Pero lo más importante y más allá de la estética de un lugar, está en los fogones y en este caso verdaderamente en sus hornos. Dividen su oferta gastronómica en dos menús: el Max Madera que consiste en unos diecisiete platitos y el menú Arqueología más largo aún. Aunque sean pequeñas elaboraciones de un bocado o dos, yo a medio camino tuve que empezar a reducir el ritmo para poder llegar a su famoso cochinillo lacado, dejando la mitad de los últimos platos, porque quería llegar a los postres y poder probarlo todo.

Haced clic sobre el siguiente link para descubrir los nuevos menús : Coque

 

Clicad encima de las fotos si queréis agrandarlas y disfrutar de cada miniatura…todo estuvo exquisito y realmente superó mis expectativas

Cada plato que probamos me pareció delicioso, aunque obviamente en un menú degustación siempre hay sabores y texturas que dejan más recuerdo que otros: el de gamba me robó el corazón, jamás pensé que disfrutaría tanto con unas verduritas y el huevo en pepitoria fue una explosión en boca.

Estamos en una era donde viajar a sitios desconocidos y comer bien, ya no es incompatible gracias a las webs de opiniones y blogs gastronómicos. Así que antes de acabar el post, tengo que darle las gracias a  “Charly Appletree” , cuyo conocimiento gastronómico madrileño consulto cada vez que vamos a hacer un viajecito a la capital y cuyo post sobre Coque hizo que me decidiera a visitarlo. Definitivamente fue una buenísima elección.

Ésta fue mi primera visita, pero no será la última, porque estoy deseando que mis padres lo conozcan, sé que disfrutarán como peques, y que acaben con el tradicional cochinillo, único y servido con una navaja que sólo decora, ya que la carne se deshace sola.

 

 

DIRECCIÓN:

Calle de Francisco Encinas nº8, Humanes, Madrid

916 04 02 02
www.restaurantecoque.com
Menú Max Madera: 100 euros por persona (150 euros con maridaje vinos)
Menú Arqueología: 140 euros por persona (200 euros con maridaje vinos)
Necesaria reserva
“Esto es tan sólo mi opinión, la de una comiliti más…tal vez tú no estés de acuerdo con ella, o tu experiencia haya sido diferente a la mía y sin duda eso es lo más bonito del mundo de la restauración, que cada uno tenemos nuestros gustos. Lo importante es respetarse”