Ca’n Pintxo: bien vale el paseo hasta Sóller!

Ca’n Pintxo: bien vale el paseo hasta Sóller!
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
8.0
Me encanta coger...
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
0.0
Summary rating from 0 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".

Me encanta coger el coche los fines de semana y visitar alguno de los preciosos pueblos de la isla un día soleado de invierno. Sin embargo a Guillermo le da bastante más pereza tener que ir tan “lejos” sólo para dar un paseo. Sólo hay un sitio al que sé que pocas veces me dirá que no: Sóller, y desde luego no es por su preciosa iglesia, ni por ver el tranvía cruzar su plaza central, sino por hacer una parada en Ca’n Pintxo.  Por disfrutar de sus deliciosos bocados, bien le vale la pena el paseo hasta allí!

Nosotros lo descubrimos hace unos años por casualidad, pasando por delante de su fachada acristalada que deja ver su deliciosa “exposición”. Por un lado tienen los pintxos fríos de la barra, donde uno puede ir cogiendo según le apetezca y guardando los palillos de diferentes colores, que servirán para luego pagar lo que se ha consumido. Y por otro lado tienen una pizarra llena de opciones calientes con nombres a cada cuál más apetecibles. En realidad, más que pintxos, éstos son pequeñas miniaturas que te preparan al momento y son nuestra perdición.

 

“Os recomiendo que lleguéis al local justo a la hora que abren. Así encontraréis todo recién hecho y el mostrador estará irresistible: lleno de pintxos con mucho colorido, desde los más sencillos hasta “torres” de combinaciones deliciosas. Si llegáis más tarde, normalmente los más apetecibles ya habrán volado.”


Ca’n Pintxo es un local muy acogedor de dos plantas cerquísima de la plaza principal, por lo que es ideal para comer después de una mañana de paseo. En la planta baja está la zona de la barra y barriles con taburetes muy cómodos, perfectos para poder levantarse cuando uno quiera ir a por el pintxo que más le llame la atención. Y en el planta superior hay mesas con sillas bajas, para el que lo prefiera.


 

Una de las cosas que más nos gusta, aparte de lo elaborados y deliciosos que están sus pintxos, es lo acogedor y relajado que uno se siente en el local, como si estuvieras en tu casa y con la libertad de ir y venir cogiendo lo que te apetezca. Además el personal, joven y atento, siempre te atiende con una sonrisa y con ganas de explicar cualquier duda y hacer recomendaciones.

La exposición de pintxos va cambiando, por lo que nunca estarán los mismos…pero de su carta caliente os recomendaríamos su “Bikini piruleta”, las tiernísimas carrilleras, el gambón en kadaifi y mahonesa de wasabi, el solomillo de cerdo con manzana, pera y patata y en verdad….cualquiera de los de la carta que sea de vuestro gusto, ya que ninguno os decepcionará. Tal vez para nosotros, el que menos nos convence es el bocata de calamares, por el simple hecho de que lleva la misma mahonesa que el gambón y hace que resulten bastante parecidos.

También tienen diversas tapas y tablas de embutidos, que aunque no las hemos probado tienen muy buena pinta.

Y desde luego no podéis iros sin probar uno de sus dulces bocaditos: el de mousse de mango, de chocolate blanco y frutos rojos, de té verde y jengibre, y el irresistible de chocolate en diferentes texturas. La verdad es que son muy frescos y son perfectos para acabar la comida o cena con ese toque dulce, pero en la cantidad justa.

Clicad encima de las fotos si queréis agrandarlas y ver el nombre de cada pintxo… A cuál más rico!

El precio de los pintxos depende de lo elaborados que sean y de la materia prima usada, yendo desde 1.5 euros el más sencillo a algunos de 4.5 (o incluso alguna carne de 7.50). Es cierto que para ser mini elaboraciones no son baratas, pero tienen buen tamaño y están deliciosas, por lo que con varios pintxos fríos por persona para comenzar, otros tres o cuatro de los calientes, y un postrecito, uno come divinamente y sale repleto por unos 20-25 euros.

Definitivamente os recomiendo que visitéis este local, aprovechando el paseíto hasta Sóller, disfrutaréis y querréis repetir seguro.

 

DIRECCIÓN:

Calle de la rectoria nº1, Sóller
www.canpintxo.com
971 631643
Comer o cenar: entre 20 y 25 euros por persona
Antes de ir recomendamos comprobar sus horarios, ya que cambian cada estación
“Esto es tan sólo mi opinión, la de una comiliti más… Tal vez tú no estés de acuerdo con ella, o tu experiencia haya sido diferente a la mía y sin duda eso es lo más bonito del mundo de la restauración, que cada uno tenemos nuestros gustos. Lo importante es respetarse”