Badal Burger: TOP hamburguesas en Palma

Badal Burger: TOP hamburguesas en Palma
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
8.6
Nunca he sido...
Servicio
Comida
Comida x2
Local
Calidad/Precio
0.0
Summary rating from 0 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".

Nunca he sido una gran carnívora. Y creo que precisamente ésto es lo que ha hecho que ahora ya con un paladar adulto, sepa valorar cuando una buena carne merece la pena. Además durante muchos años odié las hamburguesas: cuando el resto de mis compañeritas se alegraban de que las hubiera en el menú del cole, yo lloraba por las esquinas pensando en cómo deshacerme de esos pegotes de carne que sabían a cartón. Supongo que de ahí me viene el trauma.

Así que realmente mi afición por estos increíbles bocadillos, me vino de sorpresa y sin esperarlo. Durante un par de veranos trabajé en el chiringuito de la piscina del hoy Hotel Sant Regis. Trabajaba tanto y con tanto calor, que la mayoría de mediodías se me olvidaba comer, hasta que un día el maître le pidió al cocinero que me preparara algo para comer allí mismo. Y ahí fue, ese fue el justo instante en que mi cerebro reseteó en segundos todos aquellos años de infancia. Nunca olvidaré mi primera hamburguesa de ternera: de un par de centímetros, gustosa, jugosa y con la textura perfecta.

Han pasado ya muchos años desde ese día, y hoy las hamburguesas gourmet están muy de moda en Palma. Prácticamente en casi todos los restaurantes se encuentra una opción de hamburguesa de calidad. E incluso en los últimos tiempos, han abierto varios establecimientos dedicados exclusivamente a éstas, con opciones originales y diferentes. He probado muchos de ellos, pero de momento la gran sorpresa me la he llevado con Badal Burger, que con tan solo un par de meses de vida ya está empezando a revolucionar el concepto de hamburguesería gourmet en Palma.

“Definitivamente una de las mejores hamburguesas de Palma. Su pan es casero, ofrecen combinaciones muy originales, y los ingredientes que las acompañan son frescos y de buenísima calidad. Pero lo más importante para nosotros es su carne: en pocos sitios se encuentran con esa textura, sin haberla picado ni manipulado en exceso, y con un sabor delicioso. Son un auténtico disfrute”

Creo firmemente que este local va a marcar un alto listón en cuanto a calidad y oferta se refiere. Su original carta, permite hacer múltiples elecciones: desde el tipo de pan, el tamaño de la hamburguesa, el punto al que se quiere la carne (que lo respetan rigurosamente) y los acompañamientos que uno prefiere. Además de tener siete tipos de hamburguesas que pasan por el cordero, el calamar o la gamba, y que sus combinaciones casan perfectamente, yo os recomendaría que os iniciárais al local probando su opción de ternera. En mi humilde opinión es perfecta (aunque todos tenemos gustos diferentes).

El local hace esquina con calle Velázquez, así que su ubicación es super céntrica y se puede llegar a pie desde cualquier parte de Palma, o aparcar en el párking del Mercado del Olivar que queda justo delante de la hamburguesería. El local es pequeñito y sencillo, con una decoración un tanto industrial con los tubos de extracción vistos en el techo, que le da un toque muy acertado. Además al ser una esquina acristalada, es un lugar muy luminoso. Pero sobretodo, y lo más importante teniendo en cuenta de que estamos hablando de una hamburguesería con plancha-cocina abierta, es que el local no se llena de humo, ni vahos, ni sales oliendo como si vinieras de hacerte una barbacoa en el campo.

Al no ser un local muy grande, mantiene ese encanto que todo lo pequeño merece, y se aleja mucho de la típica hamburguesería enorme donde tanto tú como las otras cien mesas del local son atendidas a destajo. Aquí todo desprende mimo, desde su impresionante saber hacer en la cocina, hasta el dulce y agradable servicio, que te hace sentir cómodo y bienvenido.

Por todo ésto uno debe comprender también, que todo lo hecho con gracia y gusto, merece del tiempo para poder ser así. Con esto quiero decir, que en momentos punta, cuando el local está lleno o cuando uno llega de los últimos, la plancha puede ir más lenta de lo que nuestro apetito querría. Pero tened paciencia, porque realmente estas hamburguesas merecen darles ese tiempo. Si no fuera así, al final se convertirían en la típica hamburguesa gourmet que tantos otros locales ofrecen, que aunque buenas, no tienen la mágia como las que hacen en Badal.

Clicad encima de las fotos si queréis agrandarlas y ver las estupendas hamburguesas que preparan…diría incluso que las fotos no les hacen justicia!

Como véis, su género no tiene desperdicio, pero a pesar del buen aspecto de las fotos, in situ son mucho mejor. Os recomendamos que vayáis a probarlas cuanto antes. Mi favorita es la que llaman “un día de chimenea”, de ternera a la parrilla y que lleva cebolla enharinada y pasada por la freídora, bacon, queso, guacamole y pimientos torrados. En mí humilde opinión, roza la perfección. La “ay Dios mío” es perfecta para los amantes del foie, que con su untuosidad, su huevo frito y la pera caramelizada, la hacen una opción potente y sabrosa. También hemos probado una Pulled beef (ternera cocinada a fuego lento en el horno durante horas que después acaba deshilachándose) jugosa y con un sabor increíble, que aunque no está en su menú fijo, si en vuestra visita está disponible, os la recomendamos. Además sus opciones vegetarianas no se quedan atrás, y es que su hamburguesa de garbanzons deja más que satisfecho a Guillermo, que con su 1,84cm de altura no es siempre fácil de saciar.

Además, como acompañamiento hacen patatas caseras que sirven con diferentes y originales salsas. Nuestra perdición son sus batatas, tan anaranjadas y dulzonas, y que tan poco usuales son en otras hamburgueserías. Sus patatas Deluxe con parmesano y mayonesa de trufa están de muerte. Y para los que os gusten los sabores más potentes, sus patatas con chile con carne y queso os enamorarán.

Aunque el aspecto de la hamburguesa completa es espectacular, por comodidad os recomendaría que pidiérais si os la pueden partir por la mitad desde cocina, porque así son mucho más comodas de comer. Y en cuanto al tamaño, su opción “pequeña” de 120gr es más que suficiente para dejarme casi sin aliento al terminarla. Y para los que vayáis con más hambre, me apuesto lo que queráis a que su medida de 200gr os dejará totalmente saciados. Si a ésto le añadís alguna ración de patatas para compartir, y algún postre para terminar, saldréis felices por unos 15-18 euros por persona. Para nosotros su calidad-cantidad-precio es perfecta.

Definitivamente no hay más palabras para recomendaros que lo probéis, ahora ya sólo falta que encontréis un huequito y vayáis con ganas de disfrutar de lo que seguramente consideraréis unas de las mejores hamburguesas de la isla.

DIRECCIÓN:

Plaza del Comptat de Roselló nº7, Palma

(+34) 871 23 84 62

Comer o cenar: unos 15 euros por persona
Cocina abierta de 13 a 23h
Cerrado domingo (Conviene reservar, sobretodo por la noche)
 
“Esto es tan sólo mi opinión, la de una comiliti más… Tal vez tú no estés de acuerdo con ella, o tu experiencia haya sido diferente a la mía y sin duda eso es lo más bonito del mundo de la restauración, que cada uno tenemos nuestros gustos. Lo importante es respetarse”